Nieve

 

esquí alpino   esquí de fondo   saltos de esqui   freestyle

 

combinacion nordica   snowboard   biatlon

1. Esquí

El esquí incluye las modalidades de combinada nórdica, esquí alpino, esquí de fondo, freestyle, saltos de esquí y snowboard.

Los primeros indicios de la existencia del esquí se remontan al año 2500 aC. El primero de ellos es un grabado en piedra de felspat que fue descubierto en la isla de Rodódy (Noruega) en el que se aprecia un cazador con esquís. También existen otros como una imagen de un cazador entre renos en Rusia.

El primer texto escrito en el que se menciona esta actividad se encuentra 3.000 años después, y en él, el historiador bizantino Procopius, describe una carrera sobre la nieve. Por otra parte en China también hay testimonios escritos que cuentan que los pueblos nórdicos cazaban sobre unos caballos de madera colocados en los pies.

El esquí nació debido a la complicación para desplazarse, comerciar, luchar o cazar en las zonas donde la nieve puede acumularse meses seguidos sin fundirse.

Poco a poco los europeos fueron aprendiendo de sus vecinos noruegos y al principio del siglo XX, el esquí se empezó a popularizar, en gran parte, por la incorporación de sistemas de arrastre y telesillas que permitían que los esquiadores subieran sin complicaciones a las cotas más elevadas de los picos nevados, desde los que se podía bajar esquiando.

Los deportes de invierno en Cataluña y en España tienen más de 100 años de historia. El 25 de diciembre de 1908 es la primera fecha oficial de los inicios del esquí en España a raíz de la primera esquiada en Rasos de Peguera.

Modalidades

1.1 Combinada nórdica

Historia

Los esquiadores noruegos a partir del año 1800 se reunían cada invierno para participar en una serie de carnavales de esquí que consistían en pequeñas competiciones atléticas en combinación con algún entretenimiento.

Se consideraba como el mejor de todos los atletas de este singular carnaval, al que era capaz de hacerlo mejor que el resto tanto en esquí de fondo como en saltos de esquí, es decir aquel que era capaz de combinar mejor resistencia, fuerza y ​​control técnico.

Los hombres han competido en la combinada nórdica individual desde la primera edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, en 1924 en Chamonix (Francia). La prueba por equipos se introdujo en 1988, en los Juegos de Calgary (Canadá). A día de hoy todavía no se celebran pruebas femeninas de carácter olímpico.

Dinámica de la competición

La combinada nórdica consiste en la ejecución de dos modalidades, los saltos de esquí y el esquí de fondo. El objetivo es conseguir la mejor puntuación en las dos pruebas. Esta modalidad respeta la reglamentación que se aplica a cada una de las modalidades para llevarlas a cabo.

Disciplinas

Las tres disciplinas de combinada nórdica que acoge los Juegos Olímpicos de Invierno son:

Individual Trampolín Normal (NH) + 10 km

La competición arranca con los saltos de esquí donde cada participante realiza dos saltos de trampolín de 90 metros (K90), y se suma la puntuación de ambos. Después, se celebra la prueba de esquí de fondo sobre 10 km estilo libre. El orden de salida en esta prueba se realiza de acuerdo con los resultados de la prueba de saltos. El primero en llegar a la meta es el ganador.

Individual Trampolín Largo (LH) + 10 km

Es similar a la prueba individual del trampolín normal ya que la prueba de fondo también se recorren 10 km en estilo libre , aunque en este caso el salto de trampolín se hace desde el trampolín de 120 metros (K120). El vencedor es aquel competidor que antes cruza la línea de meta, ya que el orden de salida de la prueba de fondo se establece a partir de la clasificación de la prueba de saltos de esquí.

Equipos Trampolín Largo (LH) + 4 x 5 km relevos

Cada equipo está formado por cuatro miembros. En la primera prueba cada competidor realiza dos saltos en un trampolín de 120 metros (K120), y se suma la puntuación de los ocho saltos. En la segunda, se realiza la prueba de esquí de fondo en la modalidad de relevos 4 x 5 km estilo libre. Esto equivale a 5 km por cada uno de los cuatro esquiadores. Al igual que en la prueba individual la salida es escalonada. La última etapa la hace el cuarto corredor de cada equipo y gana aquel que primero cruza la línea de meta.

Requisitos técnicos

La modalidad de combinada nórdica sigue los requerimientos técnicos para las pruebas de saltos de esquí y de esquí de fondo.

1.2 Esquí alpino

Historia

El esquí alpino femenino y masculino ha formado parte de los Juegos de Invierno desde las Olimpiadas de 1936 de Garmisch-Partenkirchen (Alemania). Hasta entonces, sólo se practicaban el slalom y el descenso, pero en 1952 en los Juegos Olímpicos de invierno de Oslo (Noruega) se otorgaron medallas en una disciplina más, el slalom gigante. No fue hasta los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary (Canadá) en 1988 que el supergigante entró a formar parte del programa olímpico.

Dinámica de la competición

El esquí consiste en un descenso con esquís en el menor tiempo posible siguiendo un trazado sinuoso marcado por unas puertas. Las características de éste dependen de la disciplina que se practica.

Disciplinas

El programa olímpico de esquí alpino incluye las disciplinas de velocidad de descenso y supergigante, las disciplinas técnicas de slalom gigante y slalom, y por último, la súper combinada que como su nombre indica combina las dos.

Descenso

El Descenso es la prueba más larga de todas y en su recorrido se alcanzan las velocidades más elevadas de todas las disciplinas del esquí alpino. La competición consta de tres días. El primer día sirve para examinar la pista y el trazado. Los competidores analizan el terreno, bajando lentamente por el lateral del trazado. Es el segundo día cuando se permite a los corredores hacer una bajada de entrenamiento por dentro del trazado. Esta bajada es obligatoria si se quiere participar en el descenso y está cronometrada. Finalmente, en la tercera jornada se celebra la competición y el esquiador que consigue deslizarse por el trazado con el menor tiempo se convierte en ganador de la prueba.

Las pruebas incluyen saltos y los competidores pueden sobrepasar los 150 km / h.

Requerimientos técnicos específicos

Una puerta de descenso consta de cuatro palos de slalom, marcados con dos banderas. Todo el trazado está identificado con puertas y banderas, generalmente rojas. En esta disciplina no hay intercalación de colores. No obstante, si el color de las redes de seguridad es rojo, se utiliza el azul.

La anchura entre las dos banderas de una puerta debe ser de al menos 8 m. En total, la pista debe tener una anchura de 30 m. Toda la pista debe estar protegida con redes de alta seguridad, cojinetes y similares, especialmente en las zonas de salto.

En esta prueba existe un sistema de seguridad donde se utilizan banderas amarillas para alertar peligros. Estas se colocan a lo largo del recorrido, en función de las diversidades de cada trazado, y una persona se encarga de izar en caso de haber una anomalía dentro de la pista. Si un corredor en marcha ve la bandera amarilla debe detenerse inmediatamente, y una vez que las condiciones son óptimas y seguras, tiene derecho a volver a iniciar la descarga desde la salida.

Supergigante

La prueba del supergigante es una combinación de la velocidad propia de un descenso y la precisión necesaria para trazar curvas en slalom gigante. Cada esquiador realiza una bajada y el mejor tiempo determina el ganador.

Requerimientos técnicos específicos

Una puerta de supergigante, al igual que las de descenso y slalom gigante, están formadas por cuatro palos. Se utilizan dos palos para fijar la bandera que marca el interior del conjunto de la puerta, y dos palos más para marcar la bandera de la puerta exterior. La distancia entre la puerta interior y el exterior debe ser de un mínimo de 6 m de un máximo de 8 m de ancho. La distancia entre los postes de giro de una puerta y otra debe ser al menos de 25 m.

En esta prueba también se aplica el sistema de seguridad marcado por banderas amarillas.

Slalom gigante

El trazado del slalom gigante precisa de giros más cerrados que las pruebas de velocidad ya que se reduce la distancia entre las puertas. A lo largo del día se llevan a cabo dos descargas por trazados diferentes. El ganador de la prueba es el esquiador que consigue, sumando el resultado de las dos bajadas, el menor tiempo.

Requerimientos técnicos específicos

En esta disciplina la distancia entre la puerta interior y el exterior debe ser de un mínimo de 4 m y un máximo de 8 m de ancho. La distancia entre puerta y puerta no puede ser inferior a 10 m.

Slalom

El slalom se desarrolla sobre el recorrido más corto de todas las disciplinas y los virajes son muy cerrados requiriendo una especial habilidad en el encadenamiento de las puertas. La forma de decidir el ganador es idéntica a la del slalom gigante. El esquiador realiza dos mangas y gana aquel que consiga el menor tiempo posible sumando el resultado de ambas bajadas.

Requerimientos técnicos específicos

Esta es la única disciplina donde no se utilizan banderas para marcar las puertas. El slalom sólo utiliza dos palos para marcar una puerta. El poste interior marca el giro y el poste exterior determina el espacio máximo que tiene el esquiador para efectuar el giro. La distancia mínima entre los dos postes de una misma puerta es de 4 m y un máximo de 6 m. En cambio, la distancia entre puerta y puerta no puede ser inferior a 6 m ni superior a 13 m. El trazado intercala puertas rojas y azules para distinguir el recorrido.

En esta disciplina el trazado contiene puertas dobles, triples o directas. En el caso de las dobles y las triples, las puertas se colocan verticalmente, dejando una pequeña distancia entre ellas, lo que conlleva que el esquiador tenga que hacer un giro más breve y rápido que en el resto del trazado. La distancia entre estas puertas no será inferior a 0,75 m ni superior a 1 m. Las patas directas sirven de conexión entre dos puertas, aportando más distancia de lo habitual y un cambio de ritmo. La distancia mínima entre las dos puertas, sin tener en cuenta la que colocamos en medio para buscar el efecto directo, es de 12 m y un máximo de 18 m. En total, la prueba debe contar con un mínimo de una figura doble o triple y una directa y un máximo de tres.

Los postes de slalom que marcan el trazado están atornillados en la nieve. A menudo pueden saltar,  ya lo largo de la carrera se debe controlar que todos los postes estén en su lugar, y atornillarlos de nuevo si estos han salido del agujero.

Como todas las disciplinas, es obligatorio llevar un casco de protección homologado. No obstante, el slalom es la única disciplina que permite utilizar unos cascos que tienen una protección más ligera en la zona de las orejas.

Súper combinada

La súper combinada es una prueba de contrastes donde se realiza una bajada por un descenso, donde se cogen grandes velocidades, y una posterior bajada por un slalom, la prueba más técnica de todas. Las dos bajadas se realizan el mismo día y el ganador es el competidor que obtiene una suma de tiempo menor.

Requerimientos técnicos específicos

Esta competición respeta las normas tanto del descenso como del slalom para la ejecución de las pruebas.

Requerimientos técnicos generales

REQUISITOS CRÍTICOS CIO / IPC / FIS Hombres Mujeres
Descenso (DH) Desnivel 800 – 1100 m 450 – 800 m
Banderas de las puertas 0,75 m ancho x 0,50 m de alto

color opuesto al color de las vallas de seguridad

Supergigante (SG) Desnivel 400 – 650 m 400 – 600 m
Banderas de las puertas 0,75 m ancho x 0,50 m de alto

rojo o azul

Número de cambios de dirección 6% mínimo
Slalom Gigante (GS) Desnivel 300 – 450 m 300 – 400 m
Banderas de las puertas 0,75 m ancho x 0,50 m de alto

rojo o azul

Número de cambios de dirección 11% – 15%
Slalom (SL) Desnivel 180 – 220 m 140 – 220 m
Número de cambios de dirección 30% – 35% (+/- 3)

 

En todas las disciplinas del esquí alpino es obligatorio el uso de casco homologado. Sólo en slalom, se pueden utilizar unos cascos más ligeros.

1.3 Esquí de fondo

Historia

Se cree que esquiar campo a través puede ser una actividad humana que tiene almenos 6.000 años de antigüedad. En sus inicios, el esquí de fondo se utilizaba en los países nórdicos como un medio de transporte. Los esquís permitían a la gente desplazarse de un lugar a otro, y también eran un medio de subsistencia, ya que la gente iba a cazar utilizando los esquís.

Los primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la historia, los de Chamonix 1924, ya acogieron las pruebas de esquí de fondo masculinas con las distancias de 18 km y 50 km. Las pruebas femeninas aparecieron cinco ediciones más tarde, en los Juegos de Oslo de 1952. La técnica libre de esquí de fondo se convirtió en una prueba específica de los Juegos de invierno en Calgary en 1988.

Dinámica de la competición

El esquí de fondo consiste en recorrer distancias generalmente grandes con esquís de fondo sobre un terreno desnivelado, con pendientes que pueden ser fuertes pero no continuadas, y que requiere una buena capacidad de resistencia. Existen dos técnicas que permiten la progresión sobre los esquís:

  • Estilo clásico: los esquís se mueven en paralelo, a través de pistas preparadas por una máquina de nieve, que marcan el recorrido a seguir.
  • Estilo libre (paso de patinador o skating): permite cualquier forma de progresión. Los esquiadores se impulsan de manera similar a la del patinaje de velocidad, empujando con el margen de los esquís. La técnica libre utiliza esquís más cortos y de media es aproximadamente un 8% más rápida que la clásica.

Disciplinas

Skiathlon masculino 15 km clásico + 15 km libres / femenino 7,5 km clásico + 7,5 km libres

El skiathlon consta de dos partes donde se utilizan ambas técnicas de avance. La salida se efectúa en masa y a la mitad del recorrido, los atletas se cambian tanto los esquís como los bastones, haciendo la primera parte de la carrera con técnica clásica y la otra media con técnica libre. Las mujeres esquían un total de 15 km (7,5 km clásico + 7,5 km libres) y los hombres 30 km (15 km clásico + 15 km libres). El primer atleta que cruza la línea de meta gana.

Requerimientos técnicos específicos

A la mitad de la competición, hay una zona llamada área de cambio. Aquí es donde los fondistas realizan el cambio de esquís. Esta área debe tener mínimo 6 m de anchura, para permitir una correcta entrada y salida a la zona de cambio. Cada corredor dispone de un espacio, identificado con su número de dorsal, donde puede realizar el intercambio de esquís. Antes de iniciar la carrera todo el equipo necesario para la técnica libre debe estar depositado en este espacio. El material que se deposita en estas cajas no se puede tocar hasta finalizada la prueba. Cinco minutos antes del inicio de la prueba, todos los entrenadores y personal de servicio deben abandonar la zona.

Estos sistemas de seguridad se ejecutan para evitar que a lo largo de la competición se realicen cambios que no habían sido programados. Por ejemplo, que durante la competición se ponga a nevar y los competidores decidan utilizar otros esquís más óptimos con una cera para nieve recién caída.

En esta prueba la pista debe tener un ancho mínimo de 4 m en general y de 9 m en subidas.

Prueba estilo clásico 15 km hombres / 10 km mujeres

Esta disciplina se realiza siguiendo la técnica del estilo clásico y las mujeres recorren un total de 10 km, mientras que los hombres lo hacen en 15 km. Cada treinta segundos sale un competidor de la línea de salida. El orden de salida se organiza de tal manera que los mejores esquiadores salen al final. El ganador es el esquiador que cubre la distancia en menos tiempo.

Si dos esquiadores empatan, se situarán en la misma posición del ranking, aunque el esquiador con el dorsal más bajo aparecerá en primer lugar.

Requerimientos técnicos específicos

En esta competición, el ancho mínimo de las pistas debe ser de 6 m. El área de salida debe organizarse para acoger de 2 a 5 carriles, y el ancho entre carril y carril debe ser mínimo de 3 m. La línea de meta también debe ser ancha, con un mínimo de 9 m, divididos en 3 carriles.

Salida en masa 50 km hombres / 30 km mujeres

En la salida en masa todos los esquiadores parten al mismo tiempo mediante la técnica del estilo clásico. Se necesita una pista muy ancha, tanto en salida como en subidas. La prueba femenina es de 30 km y la masculina de 50 km. El primer atleta que cruza la línea de meta es el ganador de la prueba. Muchas veces el resultado se decidirá con la ayuda de la fotofinish, que captura el momento de la llegada y da los detalles necesarios para determinar qué corredor se sitúa a la cabeza.

La prueba de salida en masa se ​​introdujo en los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City 2002.

Requerimientos técnicos específicos

Hay que tener en cuenta que se trata de una competición donde todos los esquiadores salen al mismo tiempo. Esto conlleva que el área de salida tenga que ser suficientemente larga y ancha para permitir la puesta en marcha de 100 atletas al mismo tiempo. La recta de llegada suele estar precedida por una última subida, donde se pueden producir los últimos adelantos de la prueba. Estos instantes producen gran expectación en la grada de llegada. La meta debe ser lo suficientemente amplia para permitir que a lo largo de los últimos 150 metros puedan esquiar cuatro corredores en paralelo, luchando por la victoria.

Sprint relevos en estilo clásico

Los equipos están formados por dos atletas que se alternan durante la carrera de manera que en total recorren seis vueltas, tres cada uno, siguiendo la técnica del estilo clásico. Los atletas deben realizar un correcto relevo entre las vueltas, que consiste en tocar físicamente a su compañero, sin interferir u obstaculizar a otros equipos. El ganador es el primer equipo que cruza la línea de meta.

Requerimientos técnicos específicos

El recorrido de esta prueba debe incluir como mínimo dos subidas. La primera debe ser de un mínimo de 20 m y la segunda de 15 m. El desnivel de estas subidas debe rondar entre el 12% y el 18 %. También se incluirá zonas planas, donde se producen la mayoría de adelantamientos. De la misma manera que la salida en masa, la llegada debe contar con una subida final, antes de llegar a la recta de meta.

Relevos masculinos 4 x 10 km (2 clásico + 2 libre) / femeninos 4 x 5 km (2 clásico + 2 libre)

Los equipos están formados por cuatro esquiadores. Las dos primeras partes del relieve se llevan a cabo con la técnica clásica y las dos últimas, con la técnica libre. Los equipos femeninos cubren un total de 20 km, 5 km por esquiadora, mientras que los hombres cubren 40 km, 10 km por participante. El relevo comienza en un formato de salida en grupo donde todos los equipos alineados en filas. El ganador es el primer esquiador de la cuarta etapa del relieve que cruza la meta.

Requerimientos técnicos específicos

En esta competición cada corredor está identificado por un color. Dentro de un equipo, el primer corredor lleva una cinta roja, el segundo una verde, el tercero una amarilla y el último una azul. La cinta se coloca en la pierna de los esquiadores, y sirve para ordenar.

Para hacer que el relevo sea válido, el esquiador que está compitiendo debe tocar con la mano en cualquier parte del cuerpo al esquiador que le releva. Cualquier intento de empujar el competidor de partida está prohibido. La zona de cambio de relevos se realiza en un rectángulo de 30 m de largo y con una anchura suficiente, claramente señalada y ubicada sobre un terreno llano.

En esta modalidad puede haber tres atletas esquiando de lado a lado, lo que implica que la pista tenga 9 m de ancho en subida.

Sprint libre

En esta prueba los esquiadores siguen la técnica del estilo libre. El esquí de fondo requiere de una preparación física muy dura y una técnica muy depurada, y en el caso del sprint los atletas deben demostrar todo este potencial en distancias cortas. Es una competición que requiere de una ronda clasificatoria donde los esquiadores salen en intervalos de 15 segundos y deben completar un recorrido de 1,2 km en mujeres y 1,4 km en hombres. Sólo los treinta mejores finalistas de esta ronda clasificatoria pasan a las rondas eliminatorias. Una vez finalizada la ronda final se conoce el nombre del ganador.

Requerimientos técnicos específicos

La pista donde se hacen las rondas clasificatorias debe ser la misma donde se harán las eliminatorias. La pista debe estar diseñada de anchura y de longitud para hacer posible adelantamientos.

Como requerimientos técnicos para esta disciplina, se aconseja que el terreno sea relativamente plano, y que los 100 primeros metros de carrera sean sobre una pista recta. Además, la pista debe ser suficientemente ancha como para permitir 4 carriles a lo largo de toda la carrera.

1.4 Freestyle

Historia

La década de los 60 en los Estados Unidos de América fue una época de revolución en muchos sentidos. Los jóvenes cuestionaban la autoridad y exigían cambios en muchos campos. El esquí acrobático comenzó en esta década, cuando el cambio social y la libertad de expresión dieron lugar a nuevas e interesantes técnicas de esquí. Originalmente era una mezcla de esquí alpino y el acrobático. La primera competición de esquí de estilo libre se celebró en Attitash (EE.UU.) en 1966.

Dinámica de la competición

El Freestyle es una modalidad del esquí donde se combina la habilidad, la espontaneidad y creatividad de los esquiadores. Estos elementos son juzgados para determinar el vencedor de la prueba. Las características del freestyle varían, en mayor parte, en función de la disciplina que se practica.

Disciplinas

Baches

Los participantes han de esquiar por una pendiente y superar una serie de baches. El objetivo es bajar esquiando por la pista lo más rápido posible y realizar los dos saltos obligatorios sin errores técnicos o pérdida de equilibrio. De esta puntuación sale el vencedor de la prueba.

La pista de baches está creada de tal manera que hay tres recorridos. El atleta puede elegir por cuál de los tres recorridos quiere realizar su bajada. La pista está llena de baches y a lo largo del desnivel debe haber dos saltos que incluso pueden llegar a 1,2 m, donde el esquiador realiza una maniobra a su elección. Esta puede ser un giro de 360 ​​º y 180 º, un bucle, un salto de eje, una voltereta atrás o adelante o un giro. Los saltos suelen estar situados uno en la parte superior del recorrido, y el otro, en la parte final. Los esquiadores pueden incorporar diferentes formas de agarrar las piernas o los esquís.

Los jueces puntúan a partir del giro, el aire y la velocidad. El grupo de jueces que valoran el giro está formado por cinco personas y representa el 50 % de la puntuación, donde se otorgan un máximo de 15 puntos. El aire lo califican dos jueces y significa un 25% del total con una cifra que puede llegar a un máximo de 7,5 puntos. Para calificar el tiempo no entra en juego el factor humano, ya que éste está cronometrado. Representa un 25% de la puntuación total y el corte máximo se sitúa en los 7,5 puntos. Para buscar una equivalencia se aplica un factor de conversión que traduce el tiempo en puntos. La puntuación mínima parte de 0,0 puntos en los tres casos, y la puntuación final surge de la media de las tres puntuaciones, teniendo en cuenta el porcentaje que cada una representa.

Bajando los baches, los esquiadores necesitan mantener la parte superior de su cuerpo mirando hacia abajo de la colina, mientras que la parte inferior del cuerpo y los esquís están constantemente girando.

Todos los competidores participan en una ronda clasificatoria. Los 20 mejores esquiadores pasarán a la final con la lista de salida en orden inverso a los resultados de calificación. El esquiador con la mayor puntuación en la ronda final gana.

Requerimientos técnicos específicos

La pista de baches debe tener como mínimo 18 metro de ancho, un recorrido de 235 m (± 35 m) y un desnivel de 110 m (± 30 m).

Aerials

Esta prueba consiste en la realización de saltos acrobáticos. Los saltos se efectúan desde plataformas de nieve o de madera de grandes dimensiones, colocadas en el suelo y cubiertas de nieve. Durante el salto, los profesionales realizan múltiples figuras, volteretas y giros antes de aterrizar sobre la pista. Los atletas son juzgados por la calidad de despegue, la altura alcanzada, la forma y la posición del cuerpo y por cómo mantienen el equilibrio en el aterrizaje posterior. El esquiador que consigue la mejor puntuación se proclama vencedor de la prueba.

De la misma manera que en los baches, la pista cuenta con tres entradas en el salto, y el esquiador puede elegir por qué carril bajar antes de afrontar el salto.

Los jueces valoran la actuación del esquiador basándose en criterios de aire, forma y aterrizaje. La puntuación del aire representa un 20% de la nota total y ésta de un mínimo de 0,0 a un máximo de 2,0 puntos. La forma de los giros es la parte más significativa, ya que representa un 50% de la puntuación, oscilando entre el 0,0 hasta el 5,0 puntos. Por último, el aterrizaje representa un 30% y la nota se brinda de los 0,0 hasta los 3,0 puntos.

Requerimientos técnicos específicos

La pista de aerials está formada por unas zonas clave: la rampa de salto, el salto, la zona de aterrizaje y la zona de llegada. El salto debe tener un radio de 30 m y del salto a la zona de aterrizaje hay una distancia de 13 m. La zona de aterrizaje tiene un recorrido total de 30 m, hasta llegar a la zona de llegada.

Ski Cross

Esta disciplina fue olímpica por primera vez en los Juegos de Vancouver 2010. Una pista de ski cross implica curvas con desnivel, saltos y otros elementos en el terreno. El objetivo de esta prueba es superar todos estos elementos con rapidez para llegar a la meta antes que el resto de competidores. Se trata de una disciplina con mangas eliminatorias y antes de éstas y para decidir el orden de salida, se realiza una bajada individual clasificatoria que es cronometrada. A partir de este punto se disputan las eliminatorias, donde cuatro corredores bajan a la vez, hasta llegar al final. La medalla de oro se la lleva el competidor que gana la fase final.

Requerimientos técnicos específicos

La pista de ski cross debe tener una longitud de entre 900 m y 1200 m. El desnivel oscila entre 180 y 250 m.

En el esquí cross las puertas que marcan el recorrido son triangulares, y hay que ir alternando los colores de las puertas consecutivas. Las dimensiones de la puerta son de 130 cm de ancho, 110 cm de altura en el lado largo y 40 cm de altura en el lado corto del triángulo.

Las características del terreno se elaborarán con tiempo para garantizar que la nieve se haya compactado correctamente. El día de la competición, los corredores tienen un total de 30 minutos antes de iniciar la prueba para inspeccionar el terreno, deslizándose lentamente por el lateral de la pista.

Ski Halfpipe

Esta disciplina entró como olímpica en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 celebrados en la localidad rusa de Sochi. Consiste en bajar por una pista artificial en forma de semi tubo, esquiando de lado a lado de la pista realizando saltos y figuras. Los jueces valoran las evoluciones de los deportistas según el grado de la dificultad y de ejecución. A partir de la valoración se determina el vencedor de la prueba.

Requerimientos técnicos específicos

El semi tubo debe tener una inclinación de entre 15 y 18 grados. La longitud irá de los 100 m a los 110 m, y la anchura procederá entre los 13 m y los 15 m. El muro tendrá una altura de entre 3 m y 3,5 m y la zona plana del centro del semi tubo no superará los 5 m.

El área de los jueces debe ser de un mínimo de 8 m por 3 m, para garantizar una amplia visión de toda la prueba. Se trata de un área cerrada a los competidores y los espectadores.

La zona de salida debe permitir a los competidores tomar impulso, pero no se puede realizar ninguna maniobra. La zona de llegada debe ser plana y debe permitir al competidor realizar una parada segura.

Para una competición de Halfpipe, son necesarios cinco jueces de puntuación más un juez principal.

Ski Slopestyle

El slopestyle es una disciplina donde se baja por una pista que incluye diferentes saltos y módulos que exigen gran adaptabilidad de los snowboarders, donde el objetivo es realizar los trucos más difíciles. Lo que lo diferencia de las otras pruebas es que no hay tiempo a batir, sino que el deportista con la mejor puntuación obtenida se proclama campeón de la prueba. Gana el esquiador con la mejor puntuación obtenida.

Requerimientos técnicos específicos

La pendiente media de una pista de esquí slopestyle debe ser de aproximadamente 12 grados y debe ser regular, sin muchas variaciones. La pista debe tener un mínimo de 30 m de ancho y la longitud debe ser entre 100 m y 200 m.

La pista debe contener como mínimo tres obstáculos, ya sean saltos, cajas, vallas… La distancia entre estos elementos debe permitir una transición suave para enlazar correctamente un obstáculo con el otro. El recorrido debe estar diseñado de manera que como mínimo se tarde 20 segundos en llegar al final, superando todos los obstáculos.

La zona de salida debe ser suficientemente plana y ancha para permitir que los competidores se preparen para la competición, y también para garantizar el trabajo de los entrenadores, personal y medios de comunicación. Toda la pista debe ser visible por los jueces.

1.5 Saltos de esquí

Historia

El primer saltador de esquí conocido fue un teniente noruego llamado Olaf Centeno, que en 1809 se lanzó ante una audiencia de otros soldados y se elevó 9,5 m en el aire. En 1862 tuvo lugar la primera competición de este deporte en la localidad noruega de Trysil. Fue entonces cuando el noruego Sondre Norheim estableció uno de los primeros récords, saltando una distancia de 30 m por encima de una roca y sin utilizar bastones.

El deseo de saltar más lejos dio lugar a un nuevo desarrollo radical. En 1985 se pasó de la posición en paralelo de los esquís a la adopción de la posición de los esquís en V durante la fase de vuelo del salto. El primer saltador que empleó esta nueva técnica fue el sueco Jan Boklöv. Esta innovación fue burlada y criticada, y el saltador fue penalizado por su estilo poco ortodoxo. Finalmente, la ciencia del deporte encontró que con la técnica de Boklöv (el estilo en V) se conseguía un 28 % más de elevación en el salto.

Los saltos de esquí masculinos forman parte del programa de los Juegos Olímpicos de Invierno desde los primeros juegos, en Chamonix, en 1924. La competición en el trampolín largo se incorporó al programa en los Juegos de Innsbruck, en 1964. Las mujeres han tardado muchos más años en incorporarse olímpicamente en esta modalidad, haciéndolo posible la edición de Vancouver 2010.

Dinámica de la competición

Los saltos de esquí es una modalidad olímpica de invierno que consiste en hacer un salto desde un trampolín por parte de un esquiador. Los esquiadores pueden llegar a coger velocidades superiores a 100 km por hora, antes de despegar. La técnica es parte integral del salto de esquí, y es la herramienta clave para hacer posible que los deportistas hagan un despegue muy preciso. Una vez en el aire, el saltador asume la posición en V y coloca su cuerpo para maximizar la ascensión y minimizar la resistencia. Los competidores son evaluados en función de la distancia obtenida y del estilo empleado, y, si bien hay una relación muy estrecha entre ambos aspectos, a menudo el esquiador con el salto más largo es también quien consigue la puntuación de estilo más elevada. Una excepción de este hecho se puede encontrar en la fase del aterrizaje del salto, la calidad del aterrizaje puede ser un factor determinante para decidir la posición final, en la que las distancias obtenidas son similares. Todos estos elementos sirven para determinar la puntuación final y nombrar al ganador de la prueba.

Disciplinas

El programa de los Juegos Olímpicos de Invierno incluye pruebas individuales y por equipos sobre el trampolín normal (Normal Hill) y el trampolín largo (Large Hill):

Individual en trampolín normal (NH)

Es la única prueba de saltos que se realiza sobre el trampolín normal, que tiene un punto -K (punto de construcción que determina el tamaño del trampolín y el cálculo de puntos para la distancia alcanzada) entre los 75 y los 99 metros. Cada saltador realiza dos intentos, siendo proclamado ganador aquel que consigue la nota más alta. Es la única prueba femenina dentro de los saltos de esquí olímpicos.

Hay dos rondas de saltos. En la primera ronda participan 50 saltadores, de los cuales sólo los 30 mejores pasarán a la ronda final. El orden de salida para la segunda ronda de la competición es inversamente proporcional a la clasificación obtenida en la primera ronda, por lo que los mejores saltadores compiten al final.

La competición individual en trampolín normal es la primera que se lleva a cabo durante la celebración de los saltos de esquí.

Requerimientos técnicos específicos

Los requisitos olímpicos de esta prueba es que el punto -K del trampolín sea de 85 m .

Individual en trampolín largo (LH)

Esta prueba se disputa sobre el trampolín largo, que tiene un punto -K superior a los 100 m. Cada saltador cuenta con dos intentos, consiguiendo la victoria aquel que consigue la puntuación más alta.

En las Olimpiadas la diferencia entre el trampolín normal y el trampolín largo debe ser siempre de un mínimo de 25 m. Para garantizar una igualdad de oportunidades, ambos trampolines deben estar cerrados 14 días antes del primer día de los entrenamientos de los juegos.

El sistema de calificación es el mismo que en el trampolín normal, siguiendo las rondas clasificatorias.

Requerimientos técnicos específicos

Los requisitos que impone el Comité Olímpico Internacional (COI) para la celebración de esta prueba es que el trampolín tenga un punto- K mínimo de 109 m.

Equipos en trampolín largo (LH)

Esta prueba se lleva a cabo en el trampolín largo. Cada equipo está formado por cuatro atletas y la competición se desarrolla en dos rondas. En la primera ronda, salta un esquiador de cada equipo. A continuación, lo hace el segundo esquiador de saltos de cada equipo, y así sucesivamente, hasta que lo hagan los cuatro.

En la segunda ronda, sólo pasan los ocho mejores equipos de la primera ronda de la competición. Como en las pruebas individuales, los saltadores con los resultados más desfavorables saltarán primero en esta segunda ronda, y los mejores saltadores lo harán al final. Gana el equipo con la puntuación total más alta, sumando las puntuaciones de los ocho saltos ejecutados.

Requerimientos técnicos específicos

La secuencia de esquiadores de cada equipo determinada por un color específico. El grupo uno, es decir, donde compite el primer saltador de cada equipo, lleva el color rojo. El grupo dos el verde, el tres el amarillo y por último, el cuarto grupo se identifica con el azul.

Los requisitos del trampolín establecidos por el COI es que el punto -K sea de un mínimo de 109 m.

1.6 Snowboard

Historia

El snowboard es uno de los deportes de mayor crecimiento, y una de las modalidades deportivas de más reciente incorporación a los Juegos Olímpicos de Invierno. La primera competición oficial de snowboard se llevó a cabo en Colorado (EE.UU.) en 1981. Las pruebas de snowboard halfpipe y slalom gigante individuales se introdujeron en losl Juegos de Invierno de Nagano (Japón), en 1998. El slalom gigante paralelo sustituyó al slalom gigante individual en los Juegos de Salt Lake City de 2002 y el snowboard cross se introdujo en 2006, los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín (Italia). En los últimos Juegos de Invierno de Sochi 2014 en Rusia se incorporó la disciplina del snowboard slopestyle.

Dinámica de la competición

El snowboard es una modalidad que consiste en bajar por una superficie nevada con una tabla de snowboard. Los objetivos son diferentes según el tipo de prueba. En algunas de ellas la clave es bajar en el menor tiempo posible siguiendo un trazado marcado por puertas, también hay donde se deben superar trazados con diferentes módulos o en otras ocasiones se han de realizar trucos para conseguir la mejor puntuación.

Disciplinas

Slalom Gigante Paralelo

Se trata de dos trazados idénticos marcados simétricamente que permiten que dos corredores bajen al mismo tiempo, cada uno por un trazado. El estilo del slalom gigante se caracteriza por una mayor distancia entre las puertas respecto al slalom. El ganador de cada ronda pasa a la siguiente ronda eliminatoria, hasta llegar a la ronda final, donde se conocerá el vencedor de la competición.

Requerimientos técnicos específicos

Para esta competición los requerimientos técnicos son que la pista tenga un desnivel vertical de entre 120 m y 200 m, una longitud de entre 400 m y 700 m (donde se recomienda que sea cerca de 550 m) y un ancho de pista de 40 m. El trazado debe contar con un mínimo de 18 puertas, aunque es recomendable utilizar 25, eso sí, siempre separadas por una distancia horizontal de 20 m – 25 m.

Slalom Paralelo

Es una prueba muy parecida a la del slalom gigante paralelo con la única diferencia de que en este caso, la disciplina con la que se compite es el slalom. La distancia entre las puertas trazadas simétricamente es menor, lo que conlleva un mayor número de curvas y un trazado más cerrado. El ganador de esta disciplina se decide siguiendo el mismo método de superación de rondas que el slalom gigante paralelo.

Requerimientos técnicos específicos

Los requerimientos técnicos de la pista son los mismos que el slalon gigante paralelo.

Snowboard Cross

Los corredores hacen una salida conjunta en grupos de cuatro o seis, dependiendo de la carrera, superando curvas, saltos, dubbies y puertas obligatorias con el objetivo de llegar el primero a meta. Se trata de un sistema de rondas eliminatorias hasta llegar a la final.

Requerimientos técnicos específicos

La pista debe tener un desnivel vertical de entre 100 m y 240 m, una longitud comprendida entre los 500 m y los 900 m, una anchura de un mínimo de 40 m y una pendiente óptima entre los 14 º y los 18 º.

Snowboard Halfpipe

Esta disciplina olímpica consiste en bajar por una pista en forma de semi tubo, despegando de un lado a otro y realizando una serie de saltos, maniobras y trucos que serán juzgados según la ejecución y el grado de dificultad. De la puntuación total designada por los jueces a cada competidor sale el ganador de la prueba.

Requerimientos técnicos específicos

El tubo del halfpipe debe tener una inclinación entre los 15 º y los 20 º. Los expertos recomiendan construirlo con una inclinación de 18 º. La longitud del tubo debe ser entre 100 m y 120 m, y la anchura de la pista debe ir de los 13 m a los 17 m. El desnivel del halfpipe debe estar entre los 24,20 m y los 43,26 m siendo óptima la cifra de 33 m.

Snowboard Slopestyle

Radica en bajar por una pista diseñada especialmente que incluye diferentes saltos y módulos que exigen gran adaptabilidad a los snowboarders, donde el objetivo es realizar los trucos más difíciles. Lo que lo diferencia de las pruebas de velocidad es que no hay tiempo a batir, sino que el deportista con la mejor puntuación obtenida se proclama campeón de la prueba.

Requerimientos técnicos específicos

La pista de slopestyle debe tener una pendiente alrededor de los 12 º, una anchura de un mínimo de 30 m y un desnivel vertical de entre 100 m y 200 m.

La zona de salida debe ser lo suficientemente amplia y plana para permitir una superficie adecuada para la preparación de los competidores. Además, los entrenadores, el personal y los equipos de comunicación deben poder trabajar con unas condiciones óptimas. La llegada se debe diseñar dejando espacio suficiente para frenar, y todo el recorrido de la pista debe ser visible para garantizar una visualización total del terreno por parte de los jueces.

Biatlón

Historia

Los antecedentes de esta actividad combinada se remontan 2.000 años aC, cuando los cazadores del norte de Europa tenían que desplazarse por la nieve para poder cazar. A partir de mediados del siglo XVI, sin embargo, los países escandinavos empezaron a equipar sus ejércitos con esquís, para defenderse de sus enemigos.

Los primeros campeonatos del mundo de biatlón se celebraron en 1958 en Saalfelden (Austria). El biatlón se convirtió en un deporte olímpico, sólo para hombres, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Squaw Valley (USA) de 1960. Las mujeres practicantes de biatlón se unieron a los Juegos Olímpicos treinta años después, en 1992, en los Juegos de Albertville (Francia).

Dinámica de la competición

El biatlón es un deporte que combina el esquí de fondo con el tiro. El objetivo del biatlón es completar el recorrido en el menor tiempo posible, y conseguir el máximo número de dianas con el tiro, para evitar la penalización de tiempo que conllevan los errores. La parte de esquí del biatlón requiere rapidez y físicamente es muy exigente, mientras que el tiro con rifle exige precisión y control.

Los participantes se desplazan por un recorrido y completan una distancia determinada, en función de la prueba, y se detienen en la zona de tiro, donde deben hacer cinco disparos a cinco blancos de metal, situados a cincuenta metros de distancia. En función de si el atleta dispara tumbado o de pie el tamaño del blanco cambia. Estirado es del tamaño de una pelota de golf (45 mm) y de pie, en cambio, es del tamaño de una naranja grande (115 mm). Un atleta de alto nivel generalmente necesita entre 20 y 25 segundos para apuntar y disparar 5 balas. Fallar en la prueba de puntería puede ser costoso: según el caso, un tiro errado conlleva una penalización de un minuto de tiempo añadido o que completar un recorrido complementario de 150 metros por cada error cometido.

Disciplinas

Sprint 10 km hombres / 7,5 km mujeres

En esta disciplina los competidores toman salida cada 30 segundos. Todos los competidores deben detenerse dos veces en el campo de tiro para realizar cinco disparos. En esta prueba, si un atleta falla un tiro, por cada tiro errado, da una vuelta complementaria en un espacio de 150 metros. La prueba femenina es un recorrido de 7,5 km y para los hombres es de 10 km. El atleta con el tiempo más bajo, incluidos los recorridos extras por sanción, es el ganador/a de la prueba.

En esta prueba, como en todas, es muy importante el tiro, pero en este caso la velocidad es primordial. Una penalización de 150 m extra para un esquiador olímpico requiere entre 20 y 26 segundos para completar este recorrido.

Prueba individual 20 km hombres / 15 km mujeres

Los competidores salen de uno en uno en intervalos de 30 segundos. A lo largo de la prueba, los competidores se detienen cuatro veces en el campo de tiro, para realizar cinco disparos. Por cada disparo fallado se penaliza el atleta incrementando un minuto a su tiempo final. Es la única disciplina donde se suma un minuto directamente al tiempo final. El ganador de la prueba, teniendo en cuenta las posibles penalizaciones, es el atleta con menos tiempo final.

Se trata de la competición más larga de todas las del biatlón.

Persecución 12,5 km hombres / 10 km mujeres

Los sesenta mejores de la prueba de sprint se clasifican para participar en la prueba de persecución, que consiste en perseguir el ganador de la prueba de sprint. El primero en salir es el ganador de la prueba anterior del sprint y consecutivamente comienzan a salir los otros corredores separados por intervalos de tiempo que se derivan de la marca obtenida en la prueba anterior del sprint. La prueba femenina es de 10 km y la masculina de 12,5 km. Todos los competidores pasan cuatro veces por el campo de tiro, donde realizan cinco disparos. Cada tiro fallado obliga a hacer un recorrido extra de 150 metros. El ganador es el primero/a en cruzar la línea de llegada.

Salida en masa 15 km hombres / 12,5 km mujeres

En esta prueba, participan treinta competidores que salen todos al mismo tiempo y tienen que parar cuatro veces en el campo de tiro, para hacer, cada vez, cinco disparos. Si un atleta falla un tiro, debe hacer una vuelta de penalización de 150 metros. El primer atleta que cruza la línea de meta es el ganador.

En el primer tiro, los competidores disparan en el campo de tiro de acuerdo a su número de dorsal. Es decir, cada competidor va a buscar el cuadro de tiro que corresponde a su número. A partir del segundo tiro, los competidores disparan según el orden de llegada al campo de tiro, colocándose en el primer carril de tiro disponible a la derecha. Esto significa que conforma se va llegando, ocupa el primer espacio libre siguiendo el orden consecutivo.

Relevos 4 x 7,5 km hombres / 4 x 6 km mujeres

Es una prueba donde se compite por equipos formados por cuatro atletas. Cada componente del equipo esquía 7,5 km (hombres) y 6 km (mujeres), y cada relevista para dos veces en el campo de tiro. En esta prueba cada atleta dispone de tres balas extra, aparte de las cinco habituales, y al igual que en otras pruebas de biatlón, si un deportista yerra un tiro debe completar una vuelta de penalización de 150 metros.

Debido a la intensa presión que suponen los relevos, el competidor debe disparar muy rápido, acertar y a continuación, ser capaz de salir con rapidez de la zona de tiro. Cada vez que se para en esta zona, tienen que acertar cinco blancos con las balas que ya están dentro del cargador, pero si un atleta necesita utilizar las de repuesto, las debe cargar individualmente a mano, lo que supone la pérdida de más tiempo y la dificultad que la presión significa.

De la misma manera que en la salida en masa, los carriles de tiro de la primera vuelta están definidos por número de dorsal, pero a partir de la segunda vuelta, el esquiador utiliza el primer carril consecutivo libre, según el orden de llegada.

Los fondistas son identificados por colores. El primer esquiador se identifica con el color rojo, el segundo con el verde, el tercero con el amarillo y el último competidor con el azul.

Requerimientos técnicos generales

Las pruebas de biatlón se pueden celebrar en una altitud máxima de 1800 m sobre el nivel del mar. Los circuitos deben ser de 4 km de largo y deben tener una anchura de 8 m. El campo de tiro debe tener una longitud de 90 m y una anchura mínima de 50. La pendiente no excederá nunca del 30 %.

Todos los disparos se efectuarán dentro de la zona de tiro. Una vez el arma sale del estadio, debe estar protegida dentro de una cubierta.

En las pruebas individuales y el sprint, el competidor puede elegir la línea de tiro que desee, de todas las que están preparadas. En las disciplinas de persecución y salida en masa, los competidores, en el primer tiro deben ir en el carril designado por número de dorsal. En la segunda vuelta, deben entrar secuencialmente en las líneas de tiro, independientemente del dorsal.

Los biatletas pueden escoger qué posición adoptan para realizar el tiro. En la posición extendida, el rifle sólo puede estar en contacto con las manos, el hombro y la mejilla, y el rifle no puede tocar el suelo. Cuando el competidor dispara de pie no se pueden ayudar de ningún apoyo, sólo de su propio pecho o de la cadera.

Los competidores tienen prohibido quitarse los esquís para la ejecución del tiro.